Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

marine debris1El programa de Líderes Medioambientales que se organiza en el Aula del Mar de Roquetas de Mar, dentro del marco de la actividades de este Aula-Museo a cargo del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, ya ha comenzado y el viernes 10 de Mayo debatimos sobre un tema muy preocupante como es la amenaza del plástico en el Mar Mediterráneo.

Nuestro Mare Nostrum, que es como los romanos llamaban al Mediterráneo, es una cuenca semicerrado, que solo tiene comunicación con el Océano Atlántico. El agua que contiene esta gigantesca “poza” de unos 2.600.000 millones de kilómetros cuadrados tiene una residencia de unos 100 años! (Ramirez-Llondra et al.,2013;Cozar et al., 2015 -Tubau et al., 2015).

Por otra parte en el litoral de este mar  viven unas 427.000.000 de personas. El 25% del Turismo Internacional se concentra en este litoral aumentando la población durante los meses de verano.  Como si fuera poco el Mar Mediterráneo es un mar que concentra un importantísimo porcentaje del comercio marítimo a nivel mundial, y es un mar por el que navegan una enorme cantidad de embarcaciones de recreo, especialmente durante los meses de primavera y verano. (Greenpeace-Informe Un mediterráneo lleno de plástico).

REFLEXIONEMOS… ¿Que supone todo esto? Que toda esta actividad aunada al una mala gestión de los residuos , un uso excesivo de plásticos de un solo uno y en “incivismo” de muchos habitantes y visitantes ha favorecido la acumulación de residuos de todo tipo pero muy especialmente de plásticos (entre un 60/80% de los residuos marinos) tanto en superficie, como a media agua o en los fondos marinos.

Uno de los puntos que muchas veces no se toma en consideración por desconocimiento o por “querer cerrar los ojos”, es el hecho de que todo el planeta está interconectado por mar o por aire. Lo que hagamos en una punta del planeta afectará antes o después a la otra punta. Un ejemplo que ha servido mucho a los científicos para demostrar este hecho es la conocida historia de los 28800 patitos de goma. En 1992, en las Islas Aleutianas, un barco contenedor se encuentra con una gran tormenta y uno de sus contenedores cae al mar. Este contenedor tenía juguetes para bañera de plástico, y entre ellos había 28800 patitos amarillos de plástico. Como los juguetes tenían un código han podido ser identificados. Las Islas Aleutianas están en Alaska en el Océano Atlántico, sin embargo las corrientes marinas (que conectan todo el planeta!) llevaron patitos hast la costa Este de EE.UU en muy pocos años, pero también llegaron a Australia, América del Sur, Norte de Francia e Inglaterra y hasta el Artico. EL PLANETA ESTA CONECTADO!

EL PROBLEMA DEL PLASTICO EN EL MAR

  • El principal problema del plástico es que no es biodegradable. A lo largo de los años el plástico de van degradando en pequeños pedazos, y poco a poco todos estos pedacitos se van rompiendo hasta formar microplásticso, pedacitos de plástico de menos de 5mm o menos. Estos “minipedacitos”, son consumidos por los animales filtradores y el plancton, que están en la base de la cadena alimenticia. Por resumir que el más grande se come al más pequeño, y en la base de esta cadena alimenticia estamos los seres humanos…
  • Por otra parte los plásticos tienen una característica y es que pueden adsorber sustancias químicas. Es decir que atraen a los tóxicos que se quedan adheridos a su superficie. Estos químicos luego se liberan en los estómagos de los animales que los han ingerido.
  • Por otra parte los plásticos ocasionan graves problemas a la industria, obstruyendo motores, bombas, o hélices.
  • Matan anualmente millones de animales debido a asfixia, innanición o desnutrición, enredos u obstrucciones intestinales.
  • Y por si fuera poco un estudio realizado en Suecia ha demostrado que muchas larvas de peces (en laboratorio) preferían comer plástico a zooplancton!

NO TODO ESTÁ PERDIDO

Cuando preguntamos: ¿Y cual es la solución? La respuesta rápida es: No más plástico. Pero reflexionemos un poco. El problema no es el plástico en sí mismo sino el mal uso que hacemos de este y la mala gestión de los mismos. El plástico es un elemento duradero, versátil y necesario para muchos ámbitos de la vida. Pensemos por ejemplo en la Medicina. Hace menos de un siglo, el plástico no estaba presente en nuestras vidas, eso es cierto, sin embargo nuestras vidas han mejorado gracias al plástico. SIN EMBARGO, el abuso del plástico de un solo uso (bolsas, cubiertos, envases de comida rápida), la mala gestión de los residuos, el exeso del packaging (envoltorios innecesarios en los alimentos u otros objetos), y los usuarios que no gestionamos bien nuestra basura (como dejar una bolsa o un envase plástico en la playa), han hecho que el uso de un material muy eficiente se convierta en un problema gravísimo para el medio ambienta y en particular para el medio marino.

A pesar de lo grave del problema (que lo es y muuuucho!), nosotros no somos de los que vemos el vaso medio vacío y todavía hay esperanza.

Cada día los ciudadanos, las instituciones intermedias y los gobiernos están llevando a cabo acciones para revertir  y resolver este problema. Así por ejemplo la Unión Europea ha determinado la prohibición de plásticos de un solo uso, como cubiertos o bastoncillos de plástico para 2021.  España ha fijado que al menos el 25% de la composición de las botellas de bebidas PET sea plástico reciclado en 2025. Marruecos ha prohibido el uso de de bolsas de plástico, en Seattle (EEUU) se ha prohibido el uso de pajitas, en Vancouver Canada, se han propuesto prohibir los vasos de cafe y recipientes de poliestireno extruído, y así se suceden las medidas a lo largo del mundo. Pero somos también nosotros los consumidores y ciudadanos de a pie lo que podemos colaborar a solucionar este problema.

Si miles de millones de personas dejan de utilizar envases de usar y tirar de poliestireno, o pajitas, o cubiertos de plástico, utilizamos bolsas solo para lo que sea necesario, o cambiamos a bolsas de madera o de materiales biodegradables estaremos contribuyendo en mucho a la reducción al menos de plástico de un solo uso.

RECICLAR, es una parte importante de la ecuación, pero no es la solución .Mucho más los son palabras como REUSAR y REDUCIR el consumo de plástico, y sin lugar a dudas REFLEXIONAR, REHUSAR (decir que no al uso de bolsas o pajitas por ejemplo) y REPLANTEAR nuestro modelo de vida, también ayudarán no solo a la reducción de los plásticos en el mar, sino también a la conservación de nuestro planeta. Convirtámonos todos con nuestras acciones diarias en Líderes medioambientales.

Sin título-1

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+